Contratar luz y gas [Paso a paso]

Sommaire

Si deseas contratar un servicio de electricidad o gas natural, tienes que tener en cuenta varios aspectos, como si es la primera vez que se da de alta el suministro, o si se trata de una reactivación. Según el tipo de gestión variará el protocolo a seguir.

A RETENER :

Para contratar luz y gas lo primero que hay que hacer es elegir una comercializadora, estas se encargan de hacer todas las gestiones de mediación con las distribuidoras.

Tras la elección de una comercializadora, ha que elegir el plan o la tarifa que más convenga a tus necesidades y a tu consumo, además, así podrás elegir, de entre todas las ofertas de luz y gas, la compañía más barata de luz y gas.

Al contactar con la comercializadora habrá que facilitarles el CUPS (Código Universal de Punto de Suministro) y el CIE (Certificado de Instalación Eléctrica) o Boletín Eléctrico para poder empezar a disfrutar de la luz y del gas barato.

contratar luz y gas

¿Cómo contratar la luz?

Para dar de alta la luz y el gas, contratar el servicio de electricidad o reactivar el suministro tras una baja, los pasos a seguir son diferentes, pero lo primero que se debe de hacer es seleccionar la comercializadora.

Las comercializadoras están en medida de realizar todas las gestiones de mediación con las distribuidoras, como puede ser las instalaciones, evaluaciones o reparaciones.

Dar de alta el suministro de electricidad por primera vez

Los pasos a seguir para dar de alta el suministro de electricidad son los siguientes:

  1. Deberás de seleccionar una comercializadora.
  2. Elegir el plan o tarifa que más convenga a tus necesidades.
  3. Al contactar con la comercializadora hará falta proporcionar el CUPS (visible en la factura) y el Certificado de Instalación Eléctrica (CIE) o Boletín Eléctrico.
  4. Aparte, hará falta indicar los datos personales para la titularidad y facturación.

A partir de toda la información indicada, la comercializadora podrá proceder a dar de alta el suministro.

Es importante saber que en el caso de Cataluña se deberá de proporcionar el Boletín de Reconocimiento de Instalaciones Eléctricas (BRIE) o Boletín Azul.

En el caso del CUPS si no sabes cuál es tu CUPS y no tienes a mano una factura, se puede obtener llamando a la distribuidora e indicándoles los datos completos del titular y la dirección exacta del punto de suministro.

Dar de alta el suministro tras una baja

Si hace menos de un año con el suministro de luz de baja o varios años, el protocolo a seguir es el mismo que el de dar de alta por primera vez.

En el caso de dar de alta tras una baja no se solicitará el Certificado de Instalación Eléctrica (CIE) o Boletín Eléctrico.

Es importante que tengas en cuenta que el CUPS de la luz no es el mismo que el CUPS del gas. Cada suministro tiene su propia identificación, aunque estén en la misma dirección.

¿Cómo se procede al cambio de titular o de comercializadora?

Para proceder al cambio de titular tienes que ponerte en contacto con la comercializadora para informarles sobre el cambio de titular, facilitarles el CUPS y los datos personales para la nueva titularidad y facturación.

En el caso de que sea una casa de alquiler, el inquilino deberá de presentar el contrato de alquiler para proceder al cambio de titular.

Para realizar el cambio de comercializadora, se deberá de llamar a la nueva comercializadora que se quiera contratar, solicitar el alta del servicio y ellos se encargarán de dar de baja el suministro con la anterior comercializadora. Al ponerse en contacto con la nueva comercializadora habrá que proporcionarles el CUPS y los datos personales para la titularidad del nuevo contrato y facturación.

¿Cuáles son los documentos necesarios para contratar el suministro de luz?

Para todos los casos se necesitarán los siguientes documentos:

  1. Datos del titular del suministro: nombre, apellidos, DNI y teléfono.
  2. Datos bancarios del titular del suministro.
  3. Código CUPS (Código Universal del Punto de Suministro).
  4. Dirección del punto de suministro.
  5. Exclusivamente para Cataluña se deberá de proporcionar el Boletín de Reconocimiento de Instalaciones Eléctricas (BRIE) o Boletín Azul.

Las viviendas que no han tenido suministro anteriormente deberán de proporcionar lo siguiente:dar de alta la luz y el gas

  1. Copia de escritura de propiedad de la vivienda o el contrato de alquiler.

En el caso de hacer un cambio de titularidad, se deberá de proporcionar:

  1. Copia de escritura de propiedad de la vivienda o contrato de alquiler.

¿Cómo contratar el gas?

Para contratar tu suministro de gas, depende de la instalación, si esta tiene menos de un año o varios años. Depende de esta información, las gestiones a hacer serán distintas.

Si la instalación tiene menos de un año, se deberá de presentar el Certificado de Instalación de Suministro que se ha emitido en el momento de la instalación, no hará falta tramitar un nuevo Boletín de Gas o certificado IRI.

Tras la visita del técnico, la distribuidora informará a la comercializadora que el punto de suministro está apto para poder dar de alta el servicio. Idealmente, darás de alta el servicio tras escoger la mejor compañía de luz y gas.

Dar de alta el suministro del gas por primera vez

Para dar de alta el gas por primera vez en viviendas que cuentan con instalaciones, se deberán de seguir los siguientes pasos:

  1. Hay que escoger una nueva comercializadora de gas natural.
  2. Comunicarse con la comercializadora e indicar la tarifa que se desea contratar.
  3. Para poder dar de alta el suministro de gas, se deberá de entregar los siguientes documentos:
  4. Datos del titular del suministro.
  5. Código CUPS de la vivienda.
  6. Dirección del punto de suministro.
  7. Datos bancarios del titular.
  8. La comercializadora se encargará de realizar toda la gestión del suministro de gas.

Recuerda que el código CUPS del suministro de gas no es el mismo que el de la electricidad.

Dar de alta el gas tras una baja

Para dar de alta el gas tras una baja se sigue el mismo procedimiento que para dar de alta nueva del gas.

¿Cómo se procede al cambio de titular o de comercializadora?

Para proceder al trámite de cambio de titular o de comercializadora, hay que seguir unos pasos.

Cambiar de titular se puede hacer de forma fácil, se debe llamar a la comercializadora e informarla sobre el cambio de titular, facilitarles el CUPS y los datos personales del nuevo titular para la titularidad y la facturación.

Para cambiar de comercializadora hay que contactar con la nueva comercializadora que se desee contratar y solicitar el alta. Se les deberá de proporcionar el CUPS y los datos personales para la titularidad del nuevo contrato y facturación. La comercializadora se encargará de dar de baja el servicio con la anterior comercializadora.

¿Cuáles son los documentos que se necesitan para contratar el gas natural?

Los documentos para contratar el gas natural son comunes para todos los casos, son los siguientes:

  1. Datos del titular del suministro.
  2. Código CUPS de la vivienda.
  3. Datos bancarios del titular del suministro.
  4. Dirección del punto de suministro.
  5. Certificado de la IRI o Boletín de gas (necesario para las viviendas que tienen más de un año sin suministro).

Para realizar el cambio de titularidad del suministro o el cambio de comercializadora es el siguiente:

  1. Copia de la escritura de la propiedad de la vivienda o del contrato de alquiler.

Recuerda que en el caso de que no sepas cuál es tu CUPS y no tengas a mano una factura, puedes obtenerlo llamando a la distribuidora aportando los datos completos y la dirección exacta del punto de suministro.

¿Cómo tener la luz y el gas en una misma factura?

Es posible contratar la luz y el gas con la misma compañía y pagarlos en una sola factura, es decir, dualizar el servicio.

Hay compañías que permiten contratar una tarifa dual, es decir, juntar el suministro y la gestión de ambos servicios de forma simultánea.

La tarifa dual permite simplificar las gestiones como:

  1. Tener ambos contratos con la misma comercializadora.
  2. Tener una única factura y recibirla al mismo tiempo.

¿Cuál es la diferencia entre una comercializadora y una distribuidora?

Muchos de los consumidores suelen confundir ambos términos, a continuación te explicamos cada uno de ellos.

Distribuidoras eléctricas

Las distribuidoras de luz son las compañías que hacen llegar el suministro de luz que es producido por las generadoras de energía a los consumidores finales. Se encargan de repartir y mantener la red de distribución.

Estas se encargan de las instalaciones para habilitar el suministro eléctrico, son las que dan de alta y la baja de electricidad, también controlan las mediciones que aparecen en los contadores y son las que definen los peajes en las facturas de la electricidad.

Comercializadoras eléctricas

Las comercializadoras se encargan de vender la energía al consumidor final.

Encontramos dos tipos de comercializadoras: comercializadoras de referencia (pertenece al mercado regulado) y compañías de luz (estas pertenecen al mercado libre).

  1. Las comercializadoras de referencia: estas tienen una licencia para comercializar la tarifa regulada de la luz, es decir, la tarifa PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor). Su función es ser el intermediario entre la distribuidora y el cliente.
  2. Las compañías de luz: son las que eligen por ellas mismas las tarifas, los planes, los descuentos y las condiciones en el mercado libre.

Esta se encarga de:

  1. Dar de alta la luz.
  2. Realizar los cambios de compañía de suministro.
  3. Realizar los cambios de titular.
  4. Realizar los cambios de tarifa.
  5. Realizar los cambios de potencia.
  6. Servicios de asistencia y mantenimiento.
  7. Seguros de protección de pagos.

Distribuidoras de gas

Las distribuidoras de gas son como las distribuidoras de electricidad, se encargan del transporte y de la medición de energía, también de las instalaciones y de sus respectivos mantenimientos.

Estas se encargan de hacer las instalaciones para habilitar el suministro, dan de alta y baja el gas, son las que controlan las mediciones que aparecen en los contadores y definen los peajes en las facturas de gas.

Comercializadoras de gas

Las comercializadoras compran el gas en el mercado mayorista y son las que se encargan de venderlo a sus clientes. Se encargan de las siguientes gestiones:

  1. Dar de alta el gas.
  2. Realizar los cambios de compañía.
  3. Efectuar los cambios de titular.
  4. Cambios de datos bancarios.
  5. Cambios de tarifa.
  6. Seguros de protección de pagos.
  7. Servicios de mantenimiento y de asistencia.

Preguntas frecuentes sobre contratar luz y gas

A la hora de realizar un cambio de comercializadora, el cliente no se queda sin suministro. La que garantiza la continuidad del servicio es la distribuidora, por lo tanto, no se corta.

En el único caso en el que puede que haya un corte es en caso de impago.

El cliente no puede cambiarse de distribuidora, ya que estas se asignan según la zona del país y no se puede cambiar ni elegir. El cliente solo puede cambiarse de comercializadora si lo desea.

Sin embargo, sí que puede cambiar de compañía de luz y gas si lo desea para disfrutar de la mejor tarifa de luz y gas adaptada a tus necesidades de consumo.